Windows 10 es una actualización “recomendada”, esto es lo que debes tener en cuenta
04/02/2016
Qué SSD comprar. Guía con consejos para renovar tu ordenador
09/02/2016

Reparar o sustituir ordenadores, ¿qué sale más rentable en la empresa?

En estos días en los que Windows 10 está despertando más la curiosidad en muchas empresas y a la vez Windows XP está empezando a ofrecer más problemas de compatibilidad con muchas aplicaciones a muchas empresas se les presenta la duda de si sale más rentable reparar, mejorar o potenciar su equipo antiguo o sustituirlo por un nuevo equipo.

Lo primero que tenemos que tener en cuenta es el coste que tiene la reparación o mejora del equipo y los años de vida extra que van a suponer para nuestro equipo. De esta forma podemos ver si se cumple el coste de amortización de un equipo informático, que sería al equivalente a comprar un equipo nuevo y dividir su coste en cinco años de periodo de vida útil.

Es cierto que el equipo puede durar más, pero a partir de aquí ya es un equipo amortizado cuyo coste de mantenimiento será cada vez mayor. Pongamos que el nuevo equipo nos cuesta 500€ y tenemos un servicio de mantenimiento informático que se encargará de su instalación, traspaso de datos y puesta a punto para empezar a trabajar con la máxima productividad.

Si la reparación del equipo viejo supone un coste de cambio de disco duro, una mejora de la memoria o la tarjeta gráfica, cuestiones que ayuden a que tenga un rendimiento más ágil gracias a un hardware más potente, no supondrá un gran problema, ya que el coste suele ser inferior a los 100€. Si de lo que estamos hablando es de adquirir una nueva licencia de Windows 7 o Windows 10 Pro para un equipo viejo que utilizaba XP, el coste será superior a los 200€ de la licencia Pro.

Además a esto le tenemos que sumar todo el trabajo de instalación de aplicaciones y el traspaso de datos, que entendemos como comentamos antes que lo realiza el servicio informático de la empresa, porque si tenemos que pagar las horas, directamente ya tenemos claro que no sale a cuenta. Y esto para un equipo que ya tiene unos años y que no tendrá la vida útil que otro nuevo que compremos.

La decisión es muy complicada, por lo que en muchos casos lo que se decide es aguantar hasta que el equipo definitivamente tenga un fallo grave o quede totalmente inoperativo. Esto tiene un peligro, ya que además de penalizar la productividad, tenemos que tener la copia de seguridad, las licencias de programas y el software a buen recaudo por si tenemos que salir corriendo a comprar otro equipo.

En Pymes y Autónomos | Cómo conseguir renovar y mejorar el parque informático de la empresa a coste cero, o casi

Imagen | StartupStockPhotos
Vía | Pymes y Autonomos